Ejercicio de PNL – Patrón de Chasquido

El patrón de chasquido es un ejercicio de PNL que resulta excelente para reemplazar una imagen mental o representación negativa con una positiva. Por ejemplo, tener pereza al pensar en hacer ejercicio, estudiar, etc.

El patrón de chasquido suele ser el primer ejercicio de PNL que la gente aprende, ya que resulta ser fácil, es una buena introducción a las submodalidades PNL, y es una muy buena manera de demostrar la eficacia de la programación neurolingüística.

Ejercicio de PNL  – Patrón de chasquido

Así que piensa en un aspecto de tu vida en donde no eres tan positivo o no te sientes tan motivado como te gustaría estar, y fíjate en la representación mental que haces. Tal vez cada vez que piensas en ir a correr imaginas quedarte sin aliento y sientes que la experiencia es un martirio. El patrón de chasquido es excelente para resolver los problemas de motivación.

Cambiando la Representación Mental Negativa

Ejercicio de PNLAhora haz una imagen de cómo te gustaría experimentar ese evento.

Por ejemplo, el problema es que quieres hacer ejercicio, pero cada vez que piensas en ir al gimnasio te imaginas a las personas atléticas que te miran con desdén o que te da pereza sudar. Seguramente no tendrías ganas de ir al gimnasio.

El cambio sería imaginar que te sientes lleno de energía, andas con una postura impecable, y la gente admira todo el esfuerzo que estás haciendo para mejorar, ya que todos están ahí por la misma razón. Recuerda que ésta es tu representación, así que hazla lo más motivante posible.

El Pequeño Punto que se Expande

Ahora, cuando te sientas feliz con tu representación, haz una pausa por un momento y piensa en la imagen negativa original y coloca un pequeño punto en el centro o en una de sus esquinas.

Este pequeño punto es una copia muy pequeña de la imagen positiva.

Ahora, muy rápidamente y con un sonido de chasquido o “whooz”, expande el punto hasta que llene toda la imagen negativa reemplazándola con la imagen positiva. Ahora, esta imagen positiva debe ser la única que estés viendo.

Haz una pausa y luego vuelve a la primera imagen negativa. Continúa haciendo este cambio hasta que puedas realizarlo sin esfuerzo, teniendo el cuidado de imaginar primero el punto y luego expandirlo rápidamente con un sonido.

Midiendo los Resultados

Una vez que realices este ejercicio de PNL unas 5 o 6 veces (haciendo una pausa entre cada intento) tomate un momento para pensar en algo totalmente diferente.  Luego, vuelvo a pensar en esa tarea que te daba pereza o costaba llevar a cabo.

¿Qué imagen te viene a la mente? Deberías sentirte motivado a realizar esa actividad. Si no es así, te recomendamos leas la lección 2 del curso de neurolinguistica acerca de las submodalidades,y vuelvas a intentar este ejercicio de PNL. Para que este ejercicio sea efectivo, la imagen positiva debe ser igualmente o más poderosa que la negativa. Estudiar las submodalidades te ayudará a lograr esto.

El patrón de chasquido puede ser usado para reemplazar cualquier pensamiento negativo con uno más positivo. Como con muchas técnicas de PNL, la clave está en la velocidad con la que realizas el cambio (expandir la imagen rápidamente con un sonido)

Esperamos que este ejercicio de PNL te sea de utilidad. Si quieres dejar tus comentarios puedes hacerlo en la parte de abajo. Comparte este ejercicio de PNL con tus amigos, seguramente les ayudará.

Volver a Programacion Neurolinguistica Hoy

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *